El carnicero de Plainfield

La noticia acerca de la desaparición de Mary Hogan causó un gran impacto en la pequeña localidad de Plainfield y se dispersó por los pueblos de los alrededores. Los habitantes del pueblo especulaban acerca de lo que le podía haber sucedido.

  Image

El dueño del aserradero recordó haber visto a Ed Gein sentado al fondo de la barra de la taberna de Hogan, solo y absorto en sus pensamientos, contemplando a la propietaria con ojos fríos e inexpresivos.

  

Él y muchos otros vecinos que habían conversado con Ed, recordaron cómo éste bromeaba frecuentemente sobre el paradero de Mary Hogan con frases como “No ha desaparecido… De hecho está ahora mismo en mi granja”.

    

Los comentarios pasaron como algo sin sentido y le restaron importancia. Pasó algún tiempo y el caso de Mary Hogan estaba quedándose en el olvido. 

    

Parecía que todo estaba en la normalidad y que ya no volvería a pasar un hecho tan estremecedor, hasta que Ed Gein asesinó a la dueña de una ferretería, Bernice Worden, disparándole un tiro en la cabeza con un rifle de caza. De la misma manera que tres años antes, arrastró el cuerpo hasta la parte trasera del local, cargándolo en su camioneta y llevándoselo de allí.

    

La policía registró la granja de Ed Gain. La experiencia fue estremecedora, pues se hallaron varios cuerpos putrefactos, huesos, cabezas, tripas y máscaras con piel humana.

  Image

Ed Gain intentaba “resucitar” a su madre cuando mataba a las demás mujeres, poco a poco optaba por convertirse en mujer con la piel y demás partes humanas que conseguía de los cadáveres.

  Image

  Image

  

Ed Gain es uno de los asesinos seriales más famosos de la historia, incluso su vida ha sido elegida para realizar películas en Hollywood como La Masacre de Texas, El Carnicero, o también para utilizarlo en personajes como el de Buffalo bill en la película “El silencio de los inocentes”.

Comentarios